Todas las entradas de COEC - Administradors

Un 40% de los pacientes con quimioterapia tienen problemas bucales

  •  Es conveniente una revisión en profundidad antes de iniciar el tratamiento y extremar la higiene durante la administración de la quimioterapia.
  • La sequedad bucal y la mucositis son dos de las principales consecuencias, pero es posible la prevención o el control de las molestias que ocasionan con algunos consejos sencillos.
  • Mantener una adecuada higiene bucodental adquiere una mayor importancia todavía durante el tratamiento con quimioterapia.

El aumento de la población, el envejecimiento, la exposición a factores de riesgo como el tabaco, el alcohol o la obesidad y los programas de detección precoz son algunos de los factores que han motivado que desde 2015 se hayan incrementado en un 12% los nuevos casos de cáncer en España, hasta llegar a los más de 277.000 de 2019, según cifras de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Gracias a los avances en los tratamientos, un 53% de los pacientes sobrevive a los cinco años, también según la SEOM.

 

Uno de los tratamientos más habituales en los pacientes con algún tipo de tumor es la quimioterapia. Su objetivo es destruir las células que componen el tumor, con el fin de lograr la reducción de la enfermedad. Estos fármacos llegan prácticamente a todos los tejidos del organismo, y ahí es dónde ejercen su acción, tanto sobre las células malignas como sobre las sanas. Debido a la acción de los medicamentos sobre estas últimas, pueden aparecer una serie de síntomas, más o menos intensos y generalmente transitorios, denominados efectos secundarios.

 

Algunos de estos efectos secundarios están relacionados con la salud bucodental. “Hasta un 40% de los pacientes que reciben un tratamiento de quimioterapia pueden acabar teniendo algún problema bucal, siendo los más frecuentes la mucositis, la infección oral, el dolor o las hemorragias”, explica el Dr. Ventura Menardia, responsable de la Comisión Social del COEC. Para prevenir la aparición de estos síntomas o atenuar en lo posible las molestias que puedan ocasionar, es de gran importancia acudir al dentista para realizar revisiones y además controlar y mejorar en la medida de lo posible la higiene dental.

 

Teniendo en cuenta esta problemática, el año pasado el COEC firmó un acuerdo de colaboración con el Instituto Catalán de Oncología del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, para trabajar de forma conjunta los casos de pacientes de cáncer de cabeza y cuello, que ofrece la posibilidad de recibir tratamientos que no se cubren a través de la sanidad pública en la Clínica Solidaria del COEC. “Se trata de un proyecto innovador a nivel estatal, y es pionero en el sentido de que integra y vincula la figura del odontólogo dentro de una unidad de cáncer. No se trata solo de tener en cuenta la parte quirúrgica, sino, desde una perspectiva más general, todo lo que esté relacionado con la odontología en estos tratamientos, que es algo que actualmente no existe, explica el Dr. Menardia, quien también se encarga de la Clínica Solidaria.

 

“Desde el COEC queremos resaltar la trascendencia de vigilar también la salud bucodental. Entendemos que ante un diagnóstico de cáncer muchas veces el paciente se centra en esta enfermedad y se olvida del resto de cosas que la rodean. Cada vez tiene más importancia un enfoque integral del tratamiento, y los dentistas también deben formar parte de él”, resalta el Dr. Antoni Gómez, presidente del COEC.

 

Antes de iniciar la quimioterapia

 

Es aconsejable que antes de iniciar algún tipo de tratamiento que incluya un fármaco quimioterápico se realice una exploración oral. A ser posible, convendría que fuese realizada por algún dentista que estuviera familiarizado con los efectos secundarios de la quimioterapia. “En esta visita se tendrá que valorar, en caso de que haya algún tipo de prótesis removible, si está adecuadamente adaptada. De no ser así habría que valorar si es posible ajustarla y si no, retirarla. En caso de mantenerla, también es preciso reforzar su cuidado”, añade el Dr. Ventura Menardia.

 

En algunos pacientes con metástasis óseas, uno de los fármacos empleados son los conocidos como bifosfonatos. En caso de que vayan a ser administrados, de forma previa al inicio del tratamiento sería aconsejable que un dentista realizara una exploración exhaustiva tanto de la cavidad oral como del estado dental.

 

Otro fármaco que requiere de una precaución especial antes de su administración son los citostáticos, ya que es posible que a los cuatro o siete días de su administración aparezcan lesiones eritomatosas (rojas), síntoma de una mucositis, que pueden evolucionar hasta formar una erosión o ulceración, que duran entre 14 y 21 días y pueden llegar a ser muy dolorosas. “En estos casos es aconsejable que para evitar esto se apliquen 30 minutos de crioterapia oral con chips de hielo mientras se recibe el tratamiento”, añade el Dr. Menardia.

 

También es recomendable terminar cualquier tipo de tratamiento dental antes de que se empiece con la quimioterapia. Sobre todo, aquellos que suponen algún tipo de lesión de la mucosa oral, como pueden ser extracciones, colocaciones de implantes dentales o tratamientos periodontales.

 

Refuerzo de la higiene oral

 

Una vez que el paciente empieza con el tratamiento de quimioterapia es posible que se produzca algún tipo de alteración bucal, incluyendo el cambio del sentido del gusto o un incremento de la sequedad oral, que viene motivada por los cambios que se producen en las glándulas salivales ocasionados por los tratamientos de quimioterapia. “Es muy importante que durante el tratamiento se refuerce la higiene oral. Así, se debería cepillar la boca entre tres y cuatro veces al día y hacerlo además con un cepillo de cerdas blandas para reducir el riesgo de causar trauma”, comenta el Dr. Ventura Menardia, y añade que se ha de incluir también la cara dorsal de la lengua.

 

Además del cepillado, también es aconsejable el uso de seda o hilo dental al menos una vez al día. “Aunque si el paciente no está acostumbrado es mejor prescindir del hilo dental, porque un mal uso puede producir lesiones a nivel gingival o sangrado”, añade el Dr. Menardia, al tiempo que comenta que el uso de cepillos interdentales o de irrigadores bucales pueden ser técnicas complementarias, aunque nunca como sustitución al cepillado.

 

En aquellos casos en los que la mucositis esté instaurada, es posible seguir algunos consejos que ayuden a controlarla. De esta forma es aconsejable realizar enjuagues con solución salina, bicarbonato o ambos cada dos o cuatro horas. También un enjuague o aplicación local de gel de clorhexidrina ayuda a prevenir la sobreinfección. “Sobre todo hay que evitar el uso de productos que contengan alcohol, glicerina o limón, ni tampoco dentífricos con acción abrasiva. El consumo de alcohol y tabaco también debería suprimirse”, comenta el Dr. Menardia. Otros consejos son evitar alimentos que puedan ocasionar dolor, como son los ácidos, picantes o comidas calientes, e intentar seguir una dieta blanda, al tiempo que incorporar más líquidos fríos y nutritivos.

 

En aquellos pacientes en que se produzca una xerostomía o sensación de boca seca también es importante extremar la higiene bucal. Además de un cepillado con pasta dental fluorada cuatro veces al día, es necesario hacer enjuagues que pueden ser con soluciones salinas o con bicarbonato sódico u otra solución emoliente. “Estos enjuagues se harán entre cuatro y seis veces al día y ayudarán a limpiar y lubricar los tejidos de la boca, así como a neutralizar el medio bucal”, comenta el Dr. Ventura Menardia. También es posible el uso de productos lubricantes, siempre que sea aconsejado por el dentista, y beber frecuentemente, evitando aquellos líquidos que tengan un alto contenido en azúcar.

El Dr. Eduardo Vázquez recibirá el Premio Santa Apolonia 2020

La celebración de Santa Apolonia supone un momento especial del año para todos los colegiados. El COEC aprovecha esta festividad para reconocer la trayectoria y figura de personalidades relevantes en el mundo de la odontología y la estomatología. En esta ocasión, se homenajeará al Dr. Eduardo Vázquez Rodríguez.

 

Dr. Eduardo Vázquez Rodríguez

 

Él ha sido uno de los pioneros en España y Cataluña en el tratamiento de la disfunción de la articulación temporomandibular. Su esfuerzo, trabajo y dedicación le han valido para convertirse en un referente en este tipo de trastorno, como su gran labor en la difusión y divulgación tanto a través de sociedades científicas como mediante la docencia. Entre otros logros cabe destacar su papel como fundador de la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (SEDCYDO), de la cual fue después también presidente entre 1997 y 2001, o su trabajo como director del postgrado de oclusión, disfunción temporomandibular, dolor orofacial y medicina oral del sueño de la Sociedad Catalana de Odontología y Estomatología (SCOE) de la Academia de Ciencias Médicas y de la Salud de Cataluña y Baleares. Gracias a su gran labor de investigación también ha alcanzado un elevado grado de reconocimiento fuera de nuestras fronteras, llegando a ser presidente de la European Academy of Craniomandibular Disorders (EACD) en 2005 y 2006.

 

Todo esto y mucho más ha motivado que el COEC haya decidido que su Premio Santa Apolonia 2020 recaiga en la figura del Dr. Eduardo Vázquez Rodríguez, que le será entregado en los actos de celebración de dicha festividad, el 8 de febrero, en la sede del COEC de Barcelona.

 

Para asistir de público al acto de entrega del Premio Santa Apolonia 2020 al Dr. Eduardo Vázquez, pueden inscribirse a los actos de la Jornada Conjunta Santa Apolonia 2020 clicando aquí.

TRABAJAR, VIVIR… EL EJERCICIO PROFESIONAL SALUDABLE

Desde la década de los 90 van apareciendo, de forma creciente, estudios que ponen de relieve el alto nivel de estrés que se da entre los profesionales del ámbito de la salud y las repercusiones que este hecho tiene sobre su bienestar y su salud.

Los datos relativos a los profesionales de la odontoestomatología no son una excepción. Un estudio muy reciente (Collin, 2019) muestra que casi la mitad de los odontólogos británicos manifiestan que el estrés en el ejercicio de su trabajo excede su capacidad de hacerle frente.

Estos resultados son consistentes con los del estudio sobre la salud y los estilos de vida de los odontólogos y estomatólogos, realizado en Cataluña por la Fundación Galatea (2017), que muestran también un porcentaje bastante elevado de problemas de estrés (35,9%). Los datos que se desprenden de este estudio sitúan el porcentaje de odontólogos que está en riesgo de desarrollar problemas de salud mental en el 21,6%. Este porcentaje es superior al de la población general de su mismo grupo social (6,6%), pero consistente con los datos que presentan otros profesionales de la salud que hemos analizado en estudios previos (médicos, pediatras y psicólogos) e inferior al riesgo que registran los enfermeros, los farmacéuticos comunitarios y los trabajadores sociales.

Fuente: Estudios de la Fundació Galatea y ESCA

 

Para poder llevar a cabo actuaciones, tanto preventivas como asistenciales, que den respuesta a las necesidades de salud detectadas, es necesario identificar los diferentes factores que las están generando y/o manteniendo. Y, en este sentido, hay que aclarar a qué nos referimos cuando hablamos de estrés y de salud mental en referencia al ejercicio profesional.

 

La naturaleza del estrés

Cuando hablamos de estrés siempre hacemos una interpretación negativa del término, pero el estrés es un proceso inherente a la existencia que tiene que ver con la capacidad de reacción de los organismos vivos ante cualquier demanda de su entorno con el fin de garantizar la supervivencia. Cuando estas demandas se pueden controlar y no se perciben como una amenaza, a menudo suponen un reto estimulante y el proceso de activación se vuelve gratificante y posibilita el aprendizaje, el desarrollo y el bienestar. Pero cuando la demanda es demasiado agresiva y supera la capacidad de control de la persona, el estado de alerta y activación del organismo se cronifica y agota el organismo hasta el colapso, la enfermedad o tal vez la muerte.

Este proceso nos cuenta la respuesta de estrés de las personas ante cualquier factor estresante. Es decir, ante cualquier elemento que rompe el equilibrio homeostático del organismo y que desencadena una serie de respuestas que tienen como finalidad restablecer el equilibrio perdido.

Pero como sabe todo el mundo, la salud y la enfermedad se dan en los entornos y escenarios en los que las personas vivimos y nos relacionamos. Los escenarios de vida laboral, donde pasamos una parte bastante importante de nuestro tiempo, se convierten en un factor fundamental para la articulación del bienestar o el malestar, y hablar de estrés laboral significa relacionar la respuesta de estrés con los factores concretos que la generan. Los modelos explicativos del estrés laboral, que cuentan con una sólida evidencia, ponen de manifiesto el peso fundamental que tienen los factores de riesgo psicosocial sobre la salud de los profesionales. Estos factores, que pueden convertirse en causas de enfermedad, se relacionan con las condiciones del trabajo y, fundamentalmente, con su organización, y actúan mediante los mecanismos psicológicos y fisiológicos que configuran la respuesta de estrés (Moncada y Llorens, 2007).

Por lo tanto, desde la buena práctica preventiva es ineludible trabajar para evitar estas situaciones y el malestar que provocan. En este sentido, la ley de prevención de riesgos laborales (1995) establece la obligación de las organizaciones de evaluar los factores de riesgo y llevar a cabo medidas preventivas. Esta es, por tanto, la premisa de la que hay que partir en el diseño de actuaciones preventivas en las organizaciones sanitarias.

La salud mental laboral

“Concepto dinámico en el que el individuo es capaz de desarrollar su potencial personal, trabajar productiva y creativamente, construir relaciones sólidas y positivas con los demás y hacer una contribución a la comunidad” (NSH, 2009)

Más allá de las actuaciones dirigidas a la eliminación o reducción de los factores de riesgo, la promoción de la salud mental laboral considera la naturaleza compleja e interactiva (persona-contexto) de la salud y la enfermedad.

El bienestar mental aumenta cuando la persona es capaz de alcanzar sus objetivos personales y sociales y obtener un sentido a su tarea en sociedad. Inversamente, los factores que dificultan estos objetivos pueden contribuir al malestar, a la aparición de respuestas de estrés y la enfermedad de los profesionales de la salud.

Estos factores son de diferente nivel y naturaleza, y pueden interactuar entre sí:

Factores relacionados con el entorno social y político. Actitudes agresivas de los usuarios, decisiones políticas que no responden a las necesidades y expectativas de los usuarios…

Relacionados con la organización. Excesiva carga de trabajo, falta de calidad del liderazgo, falta de apoyo por parte de los compañeros, dificultades de conciliación del tiempo de trabajo y el personal o familiar…

Relacionados con la tarea. La alta exigencia psicológica, como por ejemplo el contacto con situaciones impacto emocional, o la necesidad de actualización constante de conocimientos…

Características individuales. Tales como la elevada exigencia y expectativas, la falta de competencias relacionales…

Las actuaciones para la promoción de la salud mental laboral de la Fundació Galatea se dirigen a aumentar las competencias individuales y colectivas que permiten el ejercicio saludable de la profesión y ayudan a aumentar el bienestar de los profesionales.

Las intervenciones que llevamos a cabo, mediante seminarios específicos para los diferentes colectivos profesionales y también para equipos de trabajo y organizaciones concretas que lo piden, se basan en:

– Entender la naturaleza ecológica de la salud y el bienestar. Es decir, considerar el bienestar y la salud como realidades que se articulan en entornos concretos, en constante interacción dinámica con todos los agentes que están presentes.

– Mejorar la comprensión del comportamiento, propio y de los demás, contextualizado en los escenarios laborales concretos, para identificar vías de afrontamiento eficaz de las situaciones generadoras de estrés.

– Identificar los aspectos básicos para mejorar la competencia emocional y relacional y aumentar la efectividad y el bienestar personal y profesional.

Hoy, la realidad de los profesionales de la salud presenta dificultades. Es una realidad cambiante en un mundo donde los diferentes roles profesionales deben ajustarse continuamente a nuevas situaciones y retos. Los problemas y las dificultades están, y es bueno saber que no lo podremos controlar todo, pero también es bueno y necesario para nuestra supervivencia asumir que hay muchas cosas que sí podemos y sabemos hacer. Entre ellas, identificar nuestros puntos fuertes, organizarnos y buscar estrategias de funcionamiento que nos permitan afrontar los retos que plantea trabajar como profesional de la salud, como odontoestomatólogo, en el siglo xxi, aquí y ahora.

Ser conscientes del sentido de nuestro trabajo, de las capacidades que tenemos, individualmente y en equipo, para controlar muchas de las dificultades cotidianas; asumir que hay cosas que no dependen solo de nosotros y que algunas expectativas de resultados no son realistas; darnos permiso, a nosotros, pero también a los demás, para decir “no”, por no saber algo, para ser imperfectos, para pedir, dar y recibir apoyo de los compañeros; sentirnos libres para aceptar que no siempre tenemos que gustar a todo el mundo y, al mismo tiempo, responsabilizarnos de las consecuencias de nuestras actuaciones… Son elementos imprescindibles para romper el círculo negativo del estrés y configurar escenarios laborales promotores de salud y bienestar para los profesionales y los usuarios de nuestros servicios.

La Fundació Galatea, creada en 2001, tiene como objetivo el cuidado de la salud, el bienestar físico y mental y la calidad de vida de los profesionales de la salud, con el fin último de garantizar la mejora de la salud de la población que atienden.

Puedes encontrar más información sobre los recursos asistenciales, preventivos y de promoción de la salud de la Fundació Galatea en la página de Salud y Protección Social del COEC o en la web de Fundación Galatea.

 

AUTORA:
Maria Pau González Gómez de Olmedo
Coordinadora de formación y de intervención en equipos de la Fundació Galatea

 

Referencias bibliográficas:

Collin, V.; Toon, M.; O’Selmo, E.; Reynolds, L.; Whitehead, P. (2019). Br Dent J. A survey of stress, burnout and well-being in UK dentists. British Dental Journal, 226 (1):40-49. doi: 10.1038/sj.bdj.2019.6.

Fundació Galatea i COEC. (2017). La salut del dentista: Estudi de salut, estils de vida i condicions de treball dels odontoestomatòlegs i odontoestomatòlogues de Catalunya. Barcelona: Fundació Galatea.

B.O.E. (1995). Ley de Prevención de Riesgos Laborales, 31/1995, del 8 de noviembre. BOE 269.

Moncada, S.; Llorens, C. (2007). Factores psicosociales. En Ruiz Frutos, C.; García, A.M.; Delclos, J.; Benavides, F.G. (Eds.), Salud Laboral. Conceptos y técnicas para la prevención de riesgos laborales. Barcelona: Elsevier Masson.

National Institute for Care and Health Excellence. (2009). Mental wellbeing at work. Public health guideline. UK.

Disponible en: https://www.nice.org.uk/guidance/ph22/resources/mental-wellbeing-at-work-pdf-1996233648325. (Fecha de consulta: agosto 2019).

No te pierdas la fiesta de los dentistas el 8 y 9 de febrero

Con motivo de la festividad de Santa Apolonia, patrona de los dentistas, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña organiza, conjuntamente con las entidades más representativas de la Odontología catalana, la Jornada Conjunta Santa Apolonia 2020, que tendrá lugar el próximo sábado 8 de febrero en el Auditorio COEC de Barcelona.

El sábado 8 de febrero tendrán lugar diferentes ponencias científicas a cargo de la UB, la UIC y la SCOE, y el acto institucional de entrega del Premio Santa Apolonia 2020 a un dentista de reconocida trayectoria. El evento reunirá tanto a la comunidad académica como a los profesionales del sector, junto a las futuras promociones de odontólogos de las universidades organizadoras. El acto concluirá con un cóctel-almuerzo en la misma sede del COEC y un sorteo entre los asistentes por cortesía de empresas y entidades colaboradoras.

Este evento es una iniciativa compartida con la Sociedad Catalana de Odontología y Estomatología (SCOE), la Escuela de Odontología de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Barcelona (UB), la Facultad de Odontología de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC), la asociación Odontólogos Universitarios-Asociación de Estudiantes de Odontología de Cataluña (OU-AEOC), la Cofradía de Santa Apolonia de Barcelona y el propio Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC).

Desde el COEC queremos invitaros a participar en esta jornada tan especial de celebración para el ámbito de la Odontoestomatología en Cataluña.

Todas las actividades son gratuitas y las inscripciones ya están abiertas a colegiados COEC, socios SCOE, y estudiantes de Grado, Posgrado o Máster de la UB y la UIC (estudios de Odontología).

MÁS INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES CLICANDO AQUÍ 

El COEC continúa amortizando su deuda

2700El objetivo de la Junta de Gobierno y la obsesión del área económica del COEC ha sido siempre el control del gasto y la eliminación de la deuda, pero manteniendo o aumentado los servicios a los colegiados y, a ser posible, bajando la cuota.

Tenemos cinco hipotecas, de las cuales las cuatro primeras ya han vencido los swaps (permutas financieras) que tenían asociados, por tanto, los tipos de interés de estas cuatro primeras hipotecas los tenemos bastante bajos, aproximadamente un 1%, por lo tanto, es correcto que las vayamos amortizando hasta el vencimiento hacia el 2030.

Otro tema es la 5ª hipoteca, que lleva incorporado un swap interno hasta vencimiento que nos deja un tipo de interés como si fuera fijo sobre el 6,27%. Como se puede considerar un tipo de interés inaceptable, ya que no podemos eliminar el swap, la estrategia que seguimos es intentar hacer una amortización rápida de esta hipoteca, de ahí que en la asamblea de 2018 anunciamos una amortización de 1 millón de euros, del que una parte va a la comisión de amortización, otra parte va a liquidar el swap proporcional correspondiente, y el resto, contra el capital. En estas dos tablas (figura 2 y figura 3) se puede ver cómo afectó esta amortización a la auditoría.

 

 

En la última asamblea, del mes de junio de 2019, explicamos que este año, además de bajar de nuevo la cuota (en este caso, 1 €), realizaremos en esta 5ª hipoteca una amortización anticipada de 400.000 €, que aproximadamente se distribuirán, como se puede ver en la figura 4.

 

Si la economía nos permite seguir realizando estas amortizaciones, la estrategia de la Junta de Gobierno es que cuando finalice nuestro mandato actual, la hipoteca 5 quede totalmente saldada y dejemos de pagar este 6,27% de interés.

[AEMPS] Alerta de producto sanitario núm. 2019-676

La Unidad de Vigilancia de Productos Sanitarios de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), a través del Servei de Control Farmacèutic i Productes Sanitaris del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, nos remite la siguiente alerta de productos sanitarios referida a implantes de osteointegración distribuídos por GLOBAL D que os adjuntamos:

Información de la AEMPS sobre la alerta

Nota de aviso de la empresa

Si en su centro se detecta un incidente grave con un producto sanitario, el profesional sanitario que lo haya detectado debe acceder al portal NotificaPS y seguir las instrucciones que se indican. El portal permite indicar toda la información relativa al incidente y al producto y adjuntar documentación adicional relevante, como la historia clínica, pruebas diagnósticas, … Una vez hecha la notificación, se recibirá un acuse de recibo por correo electrónico con un localizador que permitirá consultar la información aportada y, en su caso, los resultados del proceso de investigación del incidente.

Para cualquier información, pueden dirigirse a los teléfonos siguientes: 935 566 453/ 935 566 185 (Servei de Control Farmacèutic i Productes Sanitaris del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya).

 

Observatorio de la Publicidad

Desde la puesta en marcha del Observatorio de Publicidad del COEC, creado con el fin de enterarnos de la existencia de publicidad potencialmente ilícita de servicios odontológicos, hemos recibido muchas comunicaciones de compañeros que nos han enviado publicidad de este tipo, que hemos analizado y valorado, y desde el COEC hemos cursado los requerimientos necesarios para informar de la posible infracción que estén cometiendo los anunciantes y de sus riesgos y consecuencias.

Pues bien, nos complace informaros de que en la mayoría de los casos se han corregido las irregularidades publicitarias cometidas, y en bastantes ocasiones hemos detectado que muchas se han realizado de forma involuntaria, principalmente causadas por falta de información de la normativa que regula la publicidad.

 

Bajo este escenario, hemos creído de utilidad daros información técnica sobre las limitaciones legales aplicables en materia de publicidad, que abordaremos en varios capítulos o entregas en la revista y en la web colegial. Perseguimos una divulgación preventiva y queremos dar a conocer a nuestros colegiados aquellas prácticas publicitarias que se deben evitar, así como las pautas necesarias para un cumplimiento adecuado y leal de la normativa publicitaria en general, y en particular, de la reguladora del sector odontológico.

En nuestro ordenamiento jurídico la publicidad aparece intensamente regulada por la necesidad de proteger los intereses de los consumidores y de la sociedad en general. Así, y principalmente:

 

  • Normativa general:

– Ley 34/1988 de 11 de noviembre de la ley general de publicidad (artículos 3 y 5).

– Ley 34/1991, de 10 de enero de competencia desleal (artículos 4, 5, 7, 17, 18, 22 y 30).

 

  • Normativa sectorial sanitaria:

 

– Decreto 151/2017 de 17 de octubre por el que se establecen los requisitos y las garantías técnico-sanitarias comunes de los centros y los servicios sanitarios y los procedimientos por su autorización y registro (artículos 4 y 12).

– Real decreto legislativo 1/2015 de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la ley de garantía y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios (artículo 80).

– Real decreto 1591/2009 de 16 de octubre, por el que se regulan los productos sanitarios (artículo 38).

– Real decreto 1907/1996 de 2 de agosto, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria (artículos 4, 7 y 13).

– Estatutos del COEC aprobados por la Asamblea General Extraordinaria de Colegiados celebrada el 29 de mayo de 2017.

– Código Deontológico del COEC aprobado por la Asamblea General Extraordinaria de Colegiados celebrada el 29 de mayo de 2017.

 

En este primer capítulo trataremos de forma sintética aquellos supuestos de carácter general relacionados con la publicidad ilícita, por engañosa, que pueden ser susceptibles de ser cometidos en el ámbito concreto que nos ocupa. La publicidad debe ser veraz, no solo para proteger a los destinatarios y a los consumidores de los productos y los servicios publicitados, sino también para garantizar un funcionamiento adecuado del sistema de mercado de libre competencia.

Será considerada como engañosa aquella publicidad que pueda inducir a error a los destinatarios del mensaje publicitario y pueda alterar su comportamiento económico.

También se considera publicidad engañosa aquella que aunque contenga información veraz, sea susceptible de inducir a error a los destinatarios, de tal forma que aunque la información sea correcta, pueda dar lugar a generar falsas expectativas. Para determinar si la publicidad es engañosa, se tomará como referencia el significado que un consumidor medio pueda atribuir al mensaje publicitario.

Como hemos dicho, debe alterar el comportamiento económico de los destinatarios, de tal manera que la publicidad haga que el consumidor tome una decisión sobre su comportamiento económico que de otro modo no habría adoptado.

La ley de competencia desleal (LCD) entiende por “comportamiento económico” la selección de una oferta o oferente; la contratación de un bien o servicio, así como la forma y en qué condiciones se contrata; el pago del precio, total o parcial, o cualquier forma de pago, etc.

Pondremos un ejemplo de prácticas publicitarias ilícitas que hemos detectado desde el COEC. Se trata de un anuncio de ortodoncia invisible donde se hacen las siguientes manifestaciones:

“Procedimiento de corta duración”

“Invisibles: nadie sabrá que los llevas puestos”

“Supercómodos: ni te darás cuenta”

Dicha publicidad puede inducir a error a los destinatarios, porque es bien sabido que la duración del tratamiento de ortodoncia depende de varios factores, sin que sea admisible afirmar como axioma de veracidad que este tratamiento sea de corta duración, lo que conduce al consumidor a engaño. Tampoco es aceptable afirmar que “nadie sabrá que los llevas”, ni expresiones como “ni te darás cuenta”, porque eso depende de cada paciente. Por lo tanto, este hecho puede alterar el comportamiento económico del destinatario, ya que puede elegir la oferta en base a una publicidad que puede generar falsas expectativas al consumidor.

Otro ejemplo que hemos detectado indica que se ofrecen “los precios más bajos de Cataluña”. Esta publicidad es ilícita, ya que contiene información no veraz, porque ninguna clínica dispone ni puede conocer los precios ofrecidos por el conjunto de clínicas del territorio, y por ello es un claro engaño de cara a los consumidores.

Pero hay otras variantes de publicidad engañosa:

  1. a) Publicidad engañosa por omisión: Es la publicidad que omite u oculta, por lo que resulta prácticamente imperceptible o ilegible, información necesaria para que el destinatario pueda adoptar una decisión relativa a su comportamiento económico. También será engañosa la publicidad que transmita información sesgada, poco clara o ambigua para el consumidor medio.

Con más concreción, se considera engañosa la omisión de datos que si el consumidor los hubiera sabido, hubiera cambiado de opinión.

“Tratamientos de corta duración”, sin especificar los meses mínimos que sería prudente señalar como necesarios para el tratamiento, o bien “carillas en un solo día”, cuando no se especifica que primero habrá que tomar medidas y otro día se colocarán en la boca.

También son engañosas las informaciones comerciales que, dentro del contexto donde se reflejan, no se pueda deducir que lo son de manera directa, como artículos divulgativos o científicos que lo que realmente promocionan son los servicios del profesional.

 

  1. b) Publicidad engañosa por prácticas cebo, promocionales y agresivas: Estas prácticas prohibidas se regulan de forma amplia y detallada en el artículo 22 LCD, y hay que tener especial cuidado con las que describen un bien o un servicio como “gratuito”, “de regalo”, “sin gastos” o cualquier fórmula equivalente, si el consumidor o el usuario debe abonar dinero por cualquier concepto distinto del coste inevitable de la respuesta a la práctica comercial, la recogida del producto o el pago por la entrega de este.

Del mismo modo, queda prohibido crear la falsa impresión, incluso mediante el uso de prácticas agresivas, que el consumidor o el usuario ya ha ganado, ganará o conseguirá un premio o cualquier otra ventaja equivalente si hace un acto determinado, cuando en realidad:

  • No existe tal premio o ventaja equivalente.
  • La realización del acto relacionado con la obtención del premio o ventaja equivalente está sujeta a la obligación, por parte del consumidor o del usuario, de efectuar un pago.

También podemos citar como ejemplo el que hemos detectado en la siguiente publicidad:

¡¡¡Te regalamos 300 €!!! Ven y consúltanos”

Dicha publicidad puede ser considerada como práctica publicitaria cebo en la medida en que se ofrece un regalo, sin especificar si el regalo queda sujeto a la obligación por parte del consumidor o usuario de efectuar un pago por cualquier otro servicio. Esta publicidad no aclara si los 300 € están vinculados o asociados a la contratación de un servicio o producto, si serán entregados mediante sorteo o, simplemente, son “literalmente” regalados.

“Contrata una ortodoncia y entrarás en el sorteo de un viaje” o “con el tratamiento de implantología puedes llevarte un iPad que sorteamos”.

Esto también sería aplicable cuando el regalo fuera otro tratamiento gratuito, como podría ser un blanqueamiento.

Somos muy conscientes de que la publicidad de las clínicas dentales tiene por finalidad ofrecer un servicio, y en la mayoría de los casos las ofertas publicadas son en beneficio del consumidor. Si bien esto suele ser así, no debemos olvidar que las prácticas publicitarias deben ser limitadas por la ética de la profesión y con el fin de proporcionar una información veraz, transparente y comprensible para la sociedad en general. Y del mismo modo, tales formas de publicidad deben respetar un comportamiento deontológico adecuado al grupo profesional que desarrolla una determinada actividad, en este caso, los odontólogos, porque solo así podemos esperar un comportamiento ético y adecuado a la normativa legal existente.

En el próximo capítulo trataremos las denominadas prácticas agresivas en materia de publicidad.

El COEC tiene a disposición de los colegiados un servicio de asesoramiento legal preventivo para orientar sobre cómo adaptar la publicidad de su clínica dental al ordenamiento jurídico y profesional.

Ante cualquier pregunta, no dude en ponerse en contacto con la Asesoría Jurídica del COEC, a través del correo electrónico assessoriajuridica@coec.cat o del teléfono 933 101 555 (ext. 432 o 460).

El COEC y el grupo Ita suman esfuerzos en la lucha contra los trastornos alimentarios

  • Ambas entidades acaban de firmar un acuerdo de colaboración con motivo de el Día Internacional de la Lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA).
  • Una de las primeras medidas del convenio será la realización conjunta de un estudio entre el COEC y el grupo Ita para conocer de forma más precisa cómo los TCA afectan a la salud bucodental.
  • El convenio recoge también la posibilidad de que los pacientes sin recursos sean atendidos de forma gratuita en la Clínica Solidaria del COEC. 

Barcelona, 28 de noviembre de 2019.– Los trastornos de la conducta alimentaria son alteraciones y desórdenes mentales que afectan a la ingesta y al peso de la persona que los padece. El número de estos casos se estima que ha evolucionado hasta situarse entre el 4 y el 6% de la población entre 10 y 25 años, afectando en 9 de cada 10 casos a una mujer. Estos trastornos también tienen una incidencia en la salud bucodental, y los dentistas pueden llegar a ser unos valiosos aliados en su diagnóstico precoz.

Por este motivo, y en el marco del Día Internacional de la Lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC) e Ita especialistas en salud mental han firmado un convenio de colaboración entre las dos entidades con el objeto de establecer cauces para la realización en común de actividades de diversa índole orientadas al manejo de los trastornos alimentarios.

 “El dentista es un profesional capacitado para identificar los problemas derivados de un trastorno alimentario en la boca de los pacientes, como por ejemplo una erosión dental que no está acorde con la edad. Sin embargo, nos falta formación a nivel psicológico sobre la manera adecuada de abordar estos casos, y por eso esperamos con ayuda de Ita poder desarrollar tanto actividades formativas de nuestros dentistas como un protocolo adecuado para el manejo de estas situaciones”, explicó el Dr. Antoni Gómez, presidente del COEC.

“Una de las dificultades en estos trastornos es que muchas veces el paciente trata de ocultar y negar su problema. Esperamos que esta colaboración que iniciamos con el COEC nos ayude y sirva para que los dentistas puedan ayudar a detectar de manera más precoz estos trastornos”, expresó el Sr. Jaume Raventós, Consejero Delegado de Ita.

 

Un estudio sobre la situación

Una de las primeras medidas que se impulsará a través de la firma de este convenio será la realización de un estudio conjunto en el cual se buscará saber de forma más exacta y precisa cómo afectan estos trastornos a la salud bucodental. “Sabemos que hay literatura que relaciona una mayor erosión dental con la bulimia por los vómitos frecuentes, o que en algunos casos severos de anorexia puede llegar a darse déficits nutricionales y vitamínicos que pueden afectar a encías e incluso huesos. Con este estudio esperamos tener un panorama mucho más preciso de las necesidades de tratamiento”, comentó el Dr. Gómez.

Así mismo, también se espera poder desarrollar de forma conjunta un protocolo de actuación que ayude a los dentistas en el manejo de estos pacientes. “Nosotros ya sabemos por ejemplo que es necesario derivar a estos pacientes al endocrino o al ginecólogo en algunos casos. Ahora es cuestión de incluir en nuestro protocolo también la visita al dentista”, comentó el Sr. Raventós. Además, a través de este convenio, los pacientes tratados en el ITA y que no dispongan de recursos podrán ser atendidos en la Clínica Solidaria del COEC. “En este sentido, se emplearán los mismos criterios que el Colegio tiene establecidos en la derivación de los pacientes de la Cruz Roja”, añadió el Dr. Gómez.

 

Afectaciones a la salud bucodental

Una de las principales repercusiones bucodentales asociadas a este tipo de trastornos es la erosión dental, especialmente en la cara interna de los dientes anteriores. Esta manifestación es una de las más características en las personas con bulimia y se debe a la acción del ácido de los jugos gástricos del estómago al provocar el vómito recurrente. Esto puede llegar a ocasionar que los dientes se muestren desgastados e incluso traslúcidos, provocando también la aparición de hipersensibilidad dental, y hará que sea más fácil que se acaben produciendo caries, dos aspectos que también deberán ser tenidos en cuenta a la hora de manejar a los pacientes con este tipo de trastornos alimentarios.

Además, las encías y mucosas de la boca sufren y se ven alteradas. De esta forma es habitual que se produzca un enrojecimiento de las encías, con inflamación, e incluso la aparición de llagas y úlceras. La escasa ingesta de nutrientes esenciales para un buen mantenimiento de los tejidos de soporte puede aumentar las alteraciones periodontales. Otras alteraciones asociadas a estos trastornos alimentarios son la inflamación de las glándulas salivales, la inflamación de la comisura de los labios (también conocida como queilitis) y la sequedad bucal o xerostomía.

 

Contacto de comunicación y entrevistas:
Margarida Mas – Galènia Comunicació Mèdica – 626 523 034 – mas-sarda@galenia.net

Publicidad sí, pero bien entendida

“[…] la tienda de Hapú, el tejedor, donde se tejen las más hermosas telas al gusto de cada uno”. Este es parte del que se considera el primer anuncio que se conserva de la historia. Forma parte de un papiro escrito alrededor del año 3.000 a. de C. y fue encontrado en las ruinas de la ciudad de Tebas. Un mercader denuncia la fuga de un esclavo y ofrece una recompensa. Y aprovecha para hacer publicidad de su negocio. La pieza se conserva hoy en el Museo Británico, demostrando como cualquier ocasión parece buena para hacer publicidad desde los albores de la humanidad.

De la antigua Mesopotamia se conservan tablillas de barro en escritura cuneiforme en las que se ofrece la venta de ungüentos y otros servicios. Los sirios, los fenicios, los griegos o los romanos también usaban carteles publicitarios con las más variadas intenciones.

Desde proclamas políticas hasta la venta de productos cotidianos con bastante éxito, parece ser. Asenio era un fabricante de lámparas de aceite del siglo ii en la provincia romana de Mauritania Caesarensis (norte de África), y tuvo la brillante idea de grabar en sus lámparas el texto: “Las mejores lámparas labradas por Asenio”. Y no le debió de ir nada mal, porque se han encontrado lámparas de Asenio en varios puntos del Imperio romano.

Sin embargo, la gran explosión de la publicidad se dio con la llegada de los medios de comunicación masivos. Las páginas de los periódicos enseguida se llenaron de reclamos publicitarios. Al igual que las emisiones de radio o televisión. Y actualmente, internet, un mar de información donde a veces resulta extenuante evitar toda la publicidad que intenta llegar hasta nosotros.

 

La publicidad en la salud

La salud no es una excepción a toda esta proliferación de publicidad. Numerosas clínicas dentales intentan atraer clientes ofreciendo descuentos y ofertas, dejándose arrastrar muchas veces por una competencia feroz que no tiene siempre en cuenta que estamos hablando de servicios sanitarios, y la problemática que esto supone.

Últimamente, con la llegada de modas importadas como el Black Friday, no es extraño ver como estos anuncios incrementan su presencia en torno a estas fechas. Como cada viernes después de Acción de Gracias, primero en Estados Unidos y ahora en todo el mundo, las tiendas ofrecen descuentos en sus productos. Unas rebajas que inicialmente se circunscribían a un único día y que ahora se alargan incluso durante semanas.

Cada vez es más habitual ver este tipo de prácticas en el ámbito sanitario y la odontología. ¿Es lícito dejarse arrastrar por esta fiebre de rebajas cuando hablamos de algo tan trascendente como la salud bucodental? Las gangas en salud pueden acabar causando más problemas de los deseados, y a veces lo barato sale caro. Por no hablar de la pérdida de dignidad que supone para el colectivo dejarse arrastrar por esa espiral de consumismo que acaba denigrando el ejercicio de la odontología.

 

El COEC y su compromiso para regular la publicidad

 Conscientes de todo ello, desde el COEC se han puesto en marcha diversas campañas destinadas a controlar de algún modo este proceloso mar de la publicidad. Así nació el Observatorio de Publicidad, con el objetivo de identificar anuncios ilícitos y buscar la forma de reconducirlos. Tras varios meses en funcionamiento, es alentador ver como la mayoría de las infracciones denunciadas han sido corregidas y que muchas de ellas eran involuntarias, debidas sobre todo a la falta de información.

En vista de esta problemática, aprovechamos para hacer un recordatorio de los principios que deben regir una buena publicidad. Porque no siempre tiene que ser mala, y es posible hacer un trabajo digno y al mismo tiempo anunciarse de una forma ética y de acuerdo con el código deontológico que debe regir la profesión. Solo es cuestión de que entre todos arrimemos el hombro en este desempeño, y desde el COEC hay el firme compromiso en poner todas las herramientas posibles para lograrlo.

En este contexto también se enmarca otro de los programas que el Colegio acaba de poner en marcha: la Web Dental Acreditada. Muchas veces la publicidad no es solo un anuncio pagado en el periódico. También se entremezcla con la información que se ofrece en las diferentes páginas web de las clínicas ¿Dónde empieza la publicidad y dónde, la información sanitaria? Es importante establecer unas líneas claras que ayuden a los usuarios a discernir ambos contenidos.

Por eso el COEC ha iniciado este programa, que pretende convertirse en una herramienta que sirva para que todos aquellos que acuden a internet en busca de asesoramiento puedan saber cuáles son las páginas que ofrecen información de calidad.

Todo esto no quiere decir que el COEC se posicione en contra de la publicidad. Ni mucho menos. Es correcto llevar a cabo campañas publicitarias, pero siempre bien entendidas y cumpliendo con el código deontológico de la profesión. La publicidad engañosa o las prácticas promocionales agresivas son las que no tienen cabida si queremos defender un ejercicio de la odontología responsable.