Todas las entradas de COEC

La publicidad sanitaria, un café con……José Manuel Garrido y Miguel Cervilla, de CEL Abogados

  • Desde nuestro punto de vista, observamos una mercantilización creciente del sector de la odontología. José Manuel Garrido
  • La publicidad sanitaria requiere una regulación especial que proteja al usuario de malas prácticas y defienda la figura del dentista. Dr. Toni Gómez
  • La salud del paciente debería ser un elemento innegociable en el ejercicio de la profesión, y por ello se requiere una odontología ética y que vele por un servicio de calidad. Miguel Cervilla
  • Además de sancionar, desde el COEC también hacemos esfuerzos pedagógicos para enseñar al colegiado cuál debe ser la buena publicidad. Dr. Toni Gómez

 

Radio, prensa, televisión, vallas en la calle, internet… podemos encontrar publicidad en casi cualquier soporte y la competencia que hay cada día es más feroz. El sector odontológico no es una excepción, y encontramos desde campañas publicitarias de grandes cadenas de clínicas hasta anuncios más modestos de dentistas particulares. Hay buena publicidad, pero por desgracia, entre toda la que encontramos hay mucha que no lo es.

Publicidad engañosa, demanda inducida, promociones agresivas… muchas de estas prácticas no es que rocen la legalidad, es que directamente suponen una vulneración tanto del código deontológico como de la legislación vigente, además de que en muchas ocasiones son una denigración de la propia profesión.

Para hablar de cómo se encuentra el panorama actual en este campo y conocer algunas de las iniciativas que desde el COEC se han puesto en marcha para conseguir, en parte, paliar esta problemática, el Dr. Toni Gómez, presidente del Colegio, mantuvo una conversación muy interesante con José Manuel Garrido y Miguel Cervilla, de CEL Abogados, el despacho que se encarga de los servicios jurídicos del COEC y que están muy implicados en la iniciativa del Observatorio de la Publicidad.

Pregunta: La publicidad es un elemento casi definitorio de nuestra sociedad, pero ¿qué hace que la odontología requiera un tratamiento especial?

Dr. Toni Gómez: La publicidad sanitaria necesita una regulación especial. Es evidente que vender neumáticos, camisas o cualquier bien de consumo no puede ser lo mismo que los servicios de un dentista, y debe regularse de una manera diferente. Este es el quid de la cuestión. Tras el problema que se generó con las clínicas de iDental, parece que los políticos quieren evitar nuevas estafas, y ahora En Comú Podem han presentado al Parlamento una propuesta de ley de salud bucodental para evitar que vuelva a pasar. Pero sinceramente creo que no es la solución más adecuada. Esta ley puede ayudar a que haya unas prestaciones para los estratos más vulnerables de la sociedad, pero no evitará nunca que se produzcan posibles estafas, porque lo que hay que regular es la publicidad.

José Manuel Garrido: Desde nuestro punto de vista, observamos una mercantilización creciente del sector de la odontología, en la que la publicidad como medio para la captación de los clientes juega un papel cada vez más relevante. El aumento y la proliferación de las clínicas dentales y los diversos productos que ofrecen las mutuas sanitarias hace que la competencia sea cada vez mayor, y si bien la libre competencia es buena para el consumidor, no debemos olvidar que el servicio ofrecido incide en un elemento de especial protección, que es la salud de los pacientes. Por lo tanto, creemos que es imprescindible que se establezca un marco normativo claro y específico en materia de publicidad sanitaria del sector odontológico a fin de evitar prácticas publicitarias que pueden resultar engañosas, desleales, y que pueden perjudicar gravemente a los pacientes.

Miguel Cervilla: La Unión Europea está poniendo énfasis en la transparencia para los consumidores, que en el caso de la publicidad es muy importante. La salud del paciente debería ser un elemento innegociable en el ejercicio de la profesión, y por ello se requiere una odontología ética y que vele por un servicio de calidad.

Dr. Toni Gómez: Y no debemos olvidar la cuestión de la demanda inducida. Cuando vemos anuncios que promocionan por ejemplo determinados servicios durante un periodo de tiempo concreto. ¿Qué es lo que esperamos? ¿Que alguien intente tener caries para aprovechar la oferta? ¿O que ante un problema determinado esperen un año entero para solucionarlo porque saben que en octubre habrá grandes descuentos? La salud es la salud. Yo no decido cuándo tengo una apendicitis o un ictus. Es que no se puede decidir sobre ello.

 

Pregunta: ¿Ante esta problemática la solución sería prohibir toda la publicidad?

Dr. Toni Gómez: Si fuera por mí, yo la prohibiría, pero ya me han dicho muchas veces que la palabra prohibir causa muchos inconvenientes. Si prohibiéramos la publicidad sanitaria dejarían de existir dudas, no habría ninguna línea roja a traspasar. Una línea que por otro lado es difícil de definir. Lo que sí sería necesario es hacer una ley de publicidad, pero que fuera clara y sin resquicios por donde escaparse, como está pasando ahora con la ley de sociedades profesionales.

José Manuel Garrido: Yo creo que no es necesario que se prohíba, pero es importante que haya una publicidad regulada y satisfactoria, que permita una competencia sana entre los profesionales de la que se acaban beneficiando los pacientes. En Francia, las obligaciones generales de los dentistas se encuentran reguladas en el Código de Salud Pública, donde hay un precepto muy explícito en que se establece que “la profesión dental no se practicará como un negocio”. Se debe respetar la libre competencia, pero también es necesario establecer mecanismos específicos para la ordenación y el control de conductas en materia de publicidad del sector odontológico.

Dr. Toni Gómez: Sin embargo, al final quien tiene más dinero para gastar en publicidad es quien al final se sale con la suya. Una clínica pequeña no puede pagar un anuncio de televisión en un programa de prime time.

José Manuel Garrido: Después de todo también es cierto que, para mí, el gran problema que tiene el sector es que no ha sabido trasladar al usuario la idea de calidad. A un abogado no vas buscando precio, vas porque es un buen abogado. El sector odontológico no ha sabido hacer esto, y mucha gente lo que busca en el momento de seleccionar a un dentista es el precio.

Dr. Toni Gómez: Tienes razón en que en general no hemos sabido hacerlo, pero esto también se debe a que quien hace la publicidad no es el dentista, sino un empresario, por lo que la denigración de la profesión le importa poco. Pero es cierto que evidentemente a todas las clínicas dentales hay dentistas, que son colaboradores necesarios. Y en nuestra profesión muchas veces la calidad se ha relacionado con la tecnología, que vuelve a ser una cuestión de quién tiene más dinero para gastarse. Cuando al final, serán las manos del dentista las que tratarán la boca, ya que de momento no hay robots que puedan hacerlo. Aunque esto es algo que no es exclusivo de nuestra profesión, ya que en la oftalmología y la cirugía estética también se da este mismo problema. Desde el COEC debemos asegurarnos de que protegemos el odontólogo de esta denigración que comentábamos, a la que conducen estas publicidades.

Pregunta: ¿La justicia es demasiado lenta para poder poner freno a la publicidad?

Miguel Cervilla: Efectivamente, la justicia es lenta, pero bajo nuestro punto de vista esto se debe a la falta de medios humanos y materiales, que hace que los tribunales vayan saturados de trabajo. Pocos jueces y más personal adjunto, y la reforma de la justicia es una asignatura pendiente que esperamos que algún día se ponga en marcha. Las medidas de agilización de la justicia implantadas en los últimos años han tenido la mejor de las intenciones, pero si no se acompañan de políticas activas en la creación de plazas judiciales, estas medidas resultan poco eficaces en la práctica.

José Manuel Garrido: En materia de publicidad el problema que nos encontramos tiene relación con lo anterior, y es que la respuesta judicial puede tardar más de lo que sería deseable, y durante la tramitación del proceso judicial la publicidad ilícita sigue produciendo los efectos no deseados en el mercado, y esto puede perjudicar a los consumidores. Es cierto que se pueden solicitar medidas cautelares para el cese de una actividad concreta, aunque en muchas ocasiones el trámite para la adopción de las medidas cautelares también puede demorarse en exceso.

Dr. Toni Gómez: Hay campañas que terminaron hace dos años y todavía no ha salido el juicio. Esto, sin duda, dificulta mucho que podamos luchar en contra, porque las campañas publicitarias son muy rápidas, y cada vez más. Antes la gente consumía televisión, ahora usan Instagram y Twitter, lo que hace que la velocidad se incremente aún más. Pero aquí considero que a quién también deberíamos pedir explicaciones es a Autocontrol, que presumen de velar por los contenidos publicitarios. A ellos también les deberíamos reclamar responsabilidades para permitir campañas engañosas.

Pregunta: ¿Desde el mismo COEC también se están intentando llevar a cabo iniciativas de regulación del sector en materia publicitaria?

Dr. Toni Gómez: Aun hace poco tiempo que lo hacemos para valorar si estamos obteniendo resultados, pero pusimos en marcha el Observatorio de la Publicidad y ahora también ponemos en marcha un nuevo proyecto, el de Web Dental Acreditada. Cuando empezamos con el Observatorio de la Publicidad nos dimos cuenta de que había mucho recelo, porque pensaban, y aún hay quien lo piensa, que buscábamos fomentar las denuncias entre los compañeros. Pero esto no funciona así. Ahora mismo es la Junta de Gobierno quien está haciendo la tarea de vigilancia, porque estamos muy concienciados con el problema, pero nos gustaría contar con más colaboración.

José Manuel Garrido: La colaboración y la cooperación del colegiado es fundamental para sensibilizar el sector, tanto para implantar unos códigos de conducta de acuerdo con la profesión como por el interés que hay en juego, es decir, la salud del paciente. El objetivo debe ser erradicar prácticas ilícitas en materia de publicidad, que denigran la profesión, la deshumanizan y la mercantilizan hasta el extremo de poner en riesgo la calidad de un servicio que es fundamental para el ciudadano, como es dotarse de los mayores niveles de calidad en el ejercicio de la profesión.

Miguel Cervilla: Por lo que sabemos, el servicio está siendo un éxito y cada vez obtenemos más implicación de los colegiados, y no solo con el objetivo de denunciar prácticas ilícitas, sino que también contactan con el Colegio para revisar su propia publicidad. Creemos que la formación es importante, y de momento estamos obteniendo una respuesta muy positiva.

Dr. Toni Gómez: Pero enseñar cuándo hay malas dinámicas preestablecidas es una tarea muy complicada. Aquí el vicio viene de años atrás, cuando no había ninguna política ni pedagógica ni sancionadora por parte de los colegios profesionales. En esto debemos entonar también el mea culpa. Ahora tenemos claro que es importante potenciar, además de la parte sancionadora, que puede resultar ejemplarizante, también la pedagógica, porque muchos colegiados no saben que hay prácticas que no son legales.

Miguel Cervilla: En este sentido estamos a disposición de cualquier colegiado que quiera consultarnos sus dudas sobre posibles campañas publicitarias. Nos damos cuenta de que muchas de las prácticas incorrectas o inadecuadas lo son por absoluto desconocimiento, y cuando se da cuenta del error, el odontólogo es el primer sorprendido e interesado en subsanarlo e implementar buenas prácticas.

José Manuel Garrido: Esto es importante, porque muchas veces hay profesionales que copian modelos o publicidades de grandes empresas porque piensan que son correctos, pero no lo son. Es muy importante incidir en esta parte pedagógica.

Los dentistas, aliados en la lucha contra el VIH

Aunque en los últimos años se ha avanzado mucho en el tratamiento del VIH, esta infección sigue siendo uno de los principales problemas de salud pública en el mundo, como reconoce la OMS. Solo en 2016 fue la causa de muerte de 1 millón de personas, y en 2017 el organismo internacional calcula que 20,9 millones de personas estaban en tratamiento con antiretrovirales. En España se calcula que 145.000 personas están infectadas con el VIH, y cada año se producen 3.400 nuevos casos.

Por eso, en el Día Mundial del Sida es importante incidir en el mensaje de que todavía hay que estar alerta contra esta enfermedad. Y los dentistas pueden ser unos grandes aliados, tanto ayudando en el diagnóstico como tratando los diferentes problemas que el VIH puede llegar a ocasionar a nivel de la cavidad bucal.

Y es que la debilidad del sistema inmunitario que se produce por culpa de la infección del VIH tiene algunos de sus primeros síntomas en el boca, y así lo manifiestan más de la mitad de los pacientes. Boca seca, candidiasis, mayor incidencia de periodontitis o úlceras y llagas son algunas de las manifestaciones que pueden poner en sobre aviso a los dentistas de que es posible que estén ante un paciente con VIH. “Es importante, por tanto, el papel que los dentistas pueden jugar en el diagnóstico de esta enfermedad, algo que resulta de gran trascendencia para conseguir detener el avance del virus. No hay que olvidar como la OMS y otros organismos inciden en la importancia de un diagnóstico precoz que pueda ayudar a evitar nuevos contagios”, expresó el Dr. Antoni Gómez, presidente del COEC.

Todas estas afectaciones tienen además un impacto directo en la calidad de vida de las personas infectadas, ya que resultan dolorosas y pueden dificultar tanto la masticación como la deglución de los alimentos. Algunos de los medicamentos que se usan en el tratamiento del VIH también pueden provocar algún efecto secundario en la boca. “Las visitas al dentista pueden ayudar a detectar todos estos problemas y prevenir la mayoría de las lesiones orales asociadas al VIH, además de, por supuesto, mantener unas buenas pautas de higiene bucodental que incluyan el cepillado con pasta fluorada después de las comidas y el uso de seda o cepillo interdental”, continuó el Dr. Gómez.

Visitas al dentista a ritmo de lipdub, nuevo concurso del COEC

El cuidado de la salud bucodental depende tanto de unos buenos hábitos de higiene dental como de revisiones periódicas en el dentista. Para conseguir que este mensaje llegue a los más jóvenes, el COEC ha puesto en marcha nuevamente su concurso de lipdubs para estimular estas revisiones periódicas y recalcar la importancia del cuidado diario de la boca.

El concurso, dirigido a alumnos de los centros educativos de Cataluña que estén cursando 4º de ESO o 2º de Bachillerato, consistirá en la creación de un lipdub, es decir, un vídeo musical en un único plano secuencia donde un grupo de participantes sincronizan sus labios, gestos y movimientos, tomando como base la canción “Ves al dentista un cop l’any” creada por Manu Guix para el COEC, con el objetivo de concienciar sobre la importancia de la prevención en la salud bucondental.

El concurso está dotado con diferentes premios en metálico destinados al financiamiento del viaje de fin de curso de los grupos ganadores y el plazo para participar en él finalizará el día 10 de marzo de 2020; las inscripciones ya están abiertas. “Con este concurso lo que buscamos es concienciar a los más jóvenes de la importancia de las revisiones dentales periódicas y darles a conocer la importancia de mantener unos buenos hábitos de higiene dental”, recalcó el Dr. Toni Gómez, presidente del COEC.

De forma paralela al concurso, el COEC también ha puesto en marcha una campaña en redes sociales para dar a conocer esta iniciativa. A través del hashtag #lipdubCOEC se pretende difundir el concurso y llegar a los más jóvenes, solicitando la colaboración tanto de los propios colegiados como de los centros escolares. “Creemos que de esta forma divertida es más fácil poder difundir mensajes de gran calado, como es la relevancia de la salud bucodental entre los adolescentes. Para esto es necesario que tanto los dentistas como también los educadores trabajemos conjuntamente”, añadió el Dr. Gómez.

Toda la información del concurso lipdub en este enlace: https://www.coec.cat/ca/concurs-lipdub

 

Estética y salud bucodental van de la mano en el Congreso Mundial de Estética Dental

Más de 4.100 especialistas de todo el mundo se darán cita en Barcelona desde el jueves 10 y hasta el sábado 12 para participar en el Congreso Mundial de Estética Dental, que organizan conjuntamente la Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética (SEPES) y la Federación Internacional de Estética Dental (IFED), en lo que supone un hito de participación en un congreso odontológico. Un programa con más de 100 ponentes llegados desde 30 países ha supuesto un atractivo indudable que ha ayudado a convertir en un éxito el congreso.

Durante la cita se presentarán las últimas novedades y las líneas de futuro de tratamientos tan diversos y extendidos como la ortodoncia alineadora, los implantes, las carillas, las fundas o los puentes y otras prótesis. “Este congreso convierte Barcelona en la capital mundial de la estética dental, y es fruto de la constante formación y reciclaje de los profesionales, que con sus tratamientos buscan resultados estéticos que tengan muy en cuenta la salud, dando una respuesta adecuada a las necesidades del paciente”, explicó el Dr. Miguel Roig, presidente de SEPES.

“Hasta el 70% de los pacientes que llegan a nuestras consultas es por un motivo estético, pero no debemos olvidar que lo más importante primero es restablecer la salud bucodental del paciente. No podemos hablar de estética sin tener esto antes solventado”, explicó en la presentación del congreso el Dr. Jaime Gil, presidente de la IEFD.

Las nuevas tecnologías ayudan a la interdisciplinariedad

 El congreso que se está celebrando tiene puesto un especial interés en fomentar el trabajo interdisciplinar para lograr mejorar la salud bucodental de los pacientes. Y en este sentido, las nuevas tecnologías están resultando fundamentales para mejorar la comunicación entre los diferentes profesionales. “En SEPES tenemos claro desde el principio que los técnicos dentales deben formar parte de nuestro día a día, y cada vez nos ayudan más en las decisiones de los tratamientos a seguir. En este sentido, las nuevas tecnologías de comunicación están jugando un papel clave en fomentar este trabajo interdisciplinar”, señaló el Dr. Nacho Rodríguez, presidente del comité científico del congreso.

Precisamente la digitalización será uno de los temas de discusión principal que centrará una parte importante de los contenidos del congreso. “Esta digitalización nos permite una mejora en la eficacia, pero no debemos olvidar nunca que al final, lo más importante es la salud de los pacientes. No podemos convertir nuestra profesión en un negocio”, apuntó el Dr. Antoni Gómez, presidente del COEC.

El Dr. Gómez, presidente del COEC, durante su intervención en la rueda de prensa del congreso.

Durante su intervención, el Dr. Gómez quiso hacer hincapié en la necesidad de la regulación de la publicidad en el sector odontológico. “No podemos dejarnos llevar por la mercantilización y buscar captar clientes a toda costa, esto es algo que denigra la profesión y no lo podemos permitir en un momento en el que además nos encontramos con una gran precarización del trabajo de los nuevos dentistas”.

Apoyo de la industria

 El evento ha contado también con el respaldo de la industria, que en los últimos años está adquiriendo un papel relevante debido al gran progreso que se está llevando a cabo en las tecnologías empleadas. “La tecnología sanitaria en España supone una facturación anual de 7.500 millones de euros, que es el 7% del gasto sanitario. Y el sector dental tiene un importante peso, al representar hasta el 18% de las más de 1.000 empresas que se dedican a este sector”, apuntó Juan Manuel Molina, presidente de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN).

En un momento de disrupción tecnológica como es el actual, la investigación y el desarrollo están yendo más rápidos que el marco regulatorio, con el problema de la obsolescencia tecnológica. “Por eso desde la industria estamos comprometidos con que toda la tecnología que ponemos en manos de los profesionales esté siempre debidamente homologada. Y esto es un asunto en el que hay que tener especial cuidado, porque no toda la tecnología ofrece soluciones reales y es algo que los profesionales deben tener en cuenta”, apostilló Molina.

Formación continuada

 Otro aspecto relevante de congresos como el que se está llevando a cabo en Barcelona es su importancia a la hora de favorecer la formación de los profesionales y la oportunidad que suponen estos encuentros para poder conocer las últimas novedades del sector. Actualmente la formación continuada es un requisito ético y moral de los profesionales, pero no existe ninguna obligación legal. “Estoy convencido de que esto acabará cambiando y en un futuro será obligatoria. Desde los colegios profesionales llevamos muchos años facilitando esta formación, que es algo necesario sobre todo ahora, cuando la tecnología es capaz de dejarte totalmente obsoleto y los pacientes cada vez están más informados”, reseñó el presidente del COEC, el Dr. Antoni Gómez.

 

El COEC lanza el sello Web Dental Acreditada

Se busca ofrecer un distintivo que ayude a identificar contenidos de calidad en internet sobre temas odontológicos

  • Las páginas web que soliciten la adhesión serán revisadas técnicamente para ver que funcionan adecuadamente, y también por odontólogos evaluadores, que comprobarán los contenidos que se ofrecen. 
  • El COEC ha habilitado en su página web un espacio propio en el cual los interesados en adherirse al programa podrán obtener más información acerca de esta iniciativa.

Barcelona, 2 de octubre de 2019.– Hoy en día internet se ha convertido en una de las primeras fuentes de información en nuestra sociedad. Y la salud no es una excepción. Hasta un 60% de la población busca contenidos sanitarios en internet. Sin embargo, la confianza en dicha información no es muy elevada. Conscientes de esta problemática, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Catalunya (COEC) ha puesto en marcha su programa Web Dental Acreditada (WDA). Dentro de la página web del Colegio se ha habilitado un espacio donde se ofrece más información acerca de las características de este proyecto.

Se trata de la creación de un sello de calidad que permita acreditar que la información odontológica y sanitaria es fiable y de calidad. Pueden adherirse al programa tanto las webs de las clínicas dentales de Cataluña como de cualquier otro organismo, empresa o asociación que contenga información odontológica. “Nuestra intención es ofrecer una herramienta que ayude en la mejora de la calidad de la información dental, algo que supondrá un beneficio tanto para los profesionales como para los usuarios del sistema de salud”, explicó el Dr. Antoni Gómez, presidente del COEC.

El crecimiento de la información sobre salud que hay en la red es exponencial. Desde el COEC se considera importante ofrecer servicios que ayuden a la ciudadanía a poder distinguir entre toda esta información aquella que cumple con unos criterios de calidad necesarios, y por eso el sello WDA se enmarca en la estrategia seguida por el Colegio para buscar herramientas que ayuden al control de la publicidad, como por ejemplo el Observatorio de la Publicidad. “Es evidente que el problema de las falsas informaciones que circulan en internet es cada vez mayor. Esto supone un riesgo para aquellas personas que acuden a buscar asesoramiento, y también genera muchas dudas entre la población, que no sabe qué contenidos son de calidad. Ahora, desde el ámbito odontológico esperamos dar los pasos precisos para implementar esta medida que consideramos tan necesaria”, añade el Dr. Jordi Pejoan, secretario del COEC.

 

Doble revisión

 Las webs de contenido odontológico que lo deseen tienen la posibilidad de solicitar su adhesión al programa. Esto supondrá el compromiso por su parte de acatar las reglas de conducta ética y deontológica deseables para la comunidad médica bajo el principio del respeto. Así, será de obligado cumplimiento tanto el Código Deontológico del COEC como de sus estatutos, siguiendo así mismo las normas de publicidad que ha elaborado el Colegio y que están recogidas en el Observatorio de la Publicidad del COEC, así como los principios de buena práctica que se han desarrollado para este programa de WDA.

Las páginas que deseen ser acreditadas tendrán que ser del ámbito odontológico y con un colegiado responsable. Las páginas web que sean de una clínica, tendrá que estar registrada en el Departament de Salut. Una vez que se haya tramitado la solicitud, y tras pagar las correspondientes tasas, que serán bonificadas para los colegiados, se iniciará un riguroso proceso de revisión de las webs que deseen obtener el sello de calidad. Así se procederá primero a una revisión técnica, en la cual se comprobará, entre otras cuestiones, el correcto funcionamiento de los enlaces, la presencia de un responsable asistencial, la correcta diferenciación entre publicidad y contenidos o el cumplimiento de la LOPD.

Posteriormente, se procederá a una revisión médica de los contenidos realizada por dentistas que harán la evaluación desde el punto de vista médico. En caso de aprobación, la acreditación de la página seguirá adelante. Durante el proceso, las páginas web podrán recibir asesoramiento para el cumplimiento de los criterios establecidos.

El programa WDA no finaliza con la concesión del sello de acreditación. Para poder asegurar la fiabilidad del sello, se realizarán comprobaciones aleatorias sobre las webs con sellos vigentes para asegurarse que estas páginas continúan cumpliendo con la normativa WDA. “Nuestro objetivo no es otro que constituir una comunidad de webs dentales de confianza, comprometidas en el respeto a los principios éticos y los conocimientos que de forma conjunta aprueba la comunidad científica. Una herramienta, en definitiva, que ayude a los usuarios a discernir e identificar contenidos de confianza y de calidad en un entorno como es internet, donde abundan informaciones que no siempre son correctas o adecuadas”, concluyó el presidente del COEC, el Dr. Antoni Gómez.

“Es fundamental actualizar constantemente las historias clínicas, y eso es algo que a veces se olvida”

Entrevista al Dr. Asier Eguia, miembro de la Junta Directiva de la SECIB y encargado de la organización del curso “PUESTA AL DÍA EN FARMACOLOGÍA CLÍNICA EN ODONTOLOGÍA”

 

Los días 27 y 28 de septiembre tendrá lugar en la sede del COEC en Barcelona un curso de puesta al día en farmacología clínica en odontología, organizado de forma conjunta por la Sociedad Española de Cirugía Bucal (SECIB) y el propio Colegio. Aunque una parte del curso está más orientada a la práctica de la cirugía, se ofrecerán pautas que cualquier tipo de dentista puede aprovechar. Durante el curso se abordarán algunos temas como la antibioterapia, la analgesia, el manejo de pacientes polimedicados o los nuevos anticoagulantes. El Dr. Asier Eguia es el miembro de la Junta Directiva de la SECIB que se ha encargado de la organización del curso y con él hemos hablado para tener unas pinceladas sobre lo que en él se va a tratar.

Dr. Asier Eguia

Pregunta. ¿Qué es lo que se busca con este curso?

Respuesta. Lo que queremos es sobre todo dos cosas. Por un lado, recordar y actualizar conocimientos, porque a muchos dentistas les surgen dudas sobre muchos temas de farmacología. Los fármacos más comunes los tenemos muy controlados, pero en cuanto llega un paciente que toma algo un poco diferente o se dan unas circunstancias clínicas un poco distintas, podemos dudar. Por otro lado, también hablar sobre novedades, como los nuevos anticoagulantes o la prevención de la osteonecrosis asociada a fármacos, que creemos que son temas de gran interés clínico.

P. ¿Cómo valora esta colaboración entre SECIB y COEC para sacar adelante este curso?

R. La verdad es que SECIB siempre apuesta por la formación, creo que es uno de los pilares de esta sociedad, formar en diferentes aspectos, sobre todo en cirugía, a todos los dentistas. Y en este sentido también creo que el Colegio hace una labor importantísima, siendo uno de los faros que guía la formación de los profesionales. En este sentido, la sinergia entre ambas instituciones creo que es fantástica, uniéndose en ambas entidades las ganas de apostar por la formación, el conocimiento y la ciencia.

P. ¿A quiénes va dirigido el curso?

R. Vamos a dirigirnos un poco más a la gente que hace cirugía, pero lo cierto es que las pautas que se ofrecerán pueden ser aprovechadas por cualquier dentista. Desde un ortodoncista hasta un endodoncista, cualquier persona que tenga una práctica clínica se puede enfrentar a situaciones de este tipo. Así que en realidad, cualquier dentista puede sacar provecho del curso.

P. ¿Cuáles van a ser los temas farmacológicos que más a menudo se ven en una consulta?

R. Uno de los temas que más a menudo se trata es el de la antibioterapia. También la analgesia es algo que prácticamente manejamos a diario. Las interacciones entre medicamentos es otro tema muy importante, porque cada vez más tenemos pacientes polimedicados. Muchos de los pacientes que tenemos en la consulta a diario tienen necesidades especiales y toman medicamentos. Esto es algo que nosotros debemos tener en cuenta a la hora de instaurar pautas de tratamiento, y para eso es fundamental disponer de unos conocimientos actualizados sobre farmacología.

P. ¿Está cambiando, entonces, el perfil de los pacientes?

R. Cada vez es más habitual que lleguen pacientes que toman diversos medicamentos para diferentes patologías crónicas y a los que nosotros, además, tenemos que medicar por diferentes motivos. Esto es un reto, y cada vez es más común por el envejecimiento de la población y la cronificación de muchas enfermedades.

P. ¿Cómo se deben manejar estos pacientes?

R. Lo primero es tener una historia clínica detallada y actualizada. Sin ella no se puede tratar correctamente a un paciente. Hemos de tener recogidos tanto los aspectos de las patologías que puede padecer como los medicamentos que toma, para qué sirven, cómo los toma y en qué dosis. Por supuesto, es muy importante tener actualizadas estas historias clínicas, porque hay veces que el paciente puede llevar viniendo varios años a la consulta y se nos olvida actualizar de vez en cuando estos datos, y pueden haber cambiado muchísimo.

P. ¿Cuesta mucho tener bien registradas estas historias clínicas?

R. No cuesta mucho. Es cuestión de hacerlo rutinariamente. Muchas veces los pacientes no recuerdan bien el nombre de los medicamentos que toman. En este caso es importante pedirles que lo traigan todo bien anotado. Resulta curioso que a veces los pacientes no asocian aquello que no se da en forma de “pastilla” o “sobres” con que sea un medicamento. Hay muchos medicamentos que se administran por vía intravenosa o subcutánea y los pacientes no lo mencionan si no se les pregunta específicamente por ello. Un ejemplo pueden ser los antirresortivos que se administran por vía intravenosa o subcutánea. En ocasiones, las dosis se administran cada 6 meses, y si no se les pregunta por circunstancias de este tipo, pueden olvidar mencionarlo.

P. Hablando más en concreto sobre los temas que se abordarán durante el curso, uno de ellos es acerca de los anticoagulantes, que en la práctica odontológica son especialmente delicados.

R. Es muy importante tenerlos en cuenta en muchas situaciones, pero sobre todo cuando tenemos que hacer cirugías como extraer dientes o colocar implantes.

Sin las medidas preventivas oportunas, el manejo del sangrado en estos pacientes puede ser problemático. Cada vez más se están utilizando nuevos medicamentos, y debemos conocer bien sus particularidades. Por eso, es una de las partes más importantes del curso. Con estos nuevos anticoagulantes nos surgen dudas como cuánto dura su tiempo de acción, cómo hay que hacer la pauta de retirada o cuándo se puede hacer. Son circunstancias que no siempre son sencillas. No se puede retirar un anticoagulante sin conocer el riesgo tromboembólico del paciente y otros detalles de su historia médica.

P. Otro tema también cada vez más problemático es el del uso de los antibióticos.

R. Tengo la sensación de que se sigue abusando de ellos, en ocasiones. No sé si somos del todo conscientes de que ya hay diferentes organismos públicos advirtiendo de la problemática de las infecciones por organismos superresistentes, y que estas serán una de las principales causas de muerte en el futuro. No es debido solo al uso masivo en la práctica médica, claro. Se abusa muchísimo también en los animales de consumo. Lamentablemente, si no empezamos a hacer un uso más racional y lógico de los antibióticos, tendremos un serio problema.

P. ¿Por dónde pasa ese uso más racional en la consulta del dentista?

R. Hay que intentar sopesar verdaderamente en qué casos son necesarios y en cuáles no, y utilizarlos de forma racional. El dentista tiene que ser consciente de cuándo son necesarios y saber cuál debe utilizar en concreto. Y cuando finalmente se prescriben, también hay que asegurarse de advertir al paciente de que lo utilice durante el periodo de tiempo que está prescrito, no que lo abandone al segundo o tercer día o emplee pautas de uso diferentes a las prescritas.

P. Por supuesto, las osteonecrosis no podían faltar en el programa.

R. En este campo en concreto ha habido algunos cambios. Hace casi 15 años o más que sabemos qué son las osteonecrosis asociadas a bifosfonatos. Lo que quizá no todo el mundo sabe es que este efecto secundario también lo pueden facilitar otros medicamentos. Hay diversos fármacos que en mayor o menor medida pueden producir efectos parecidos a los de los bifosfonatos. Sabemos que hay fármacos antirresortivos, como el denosumab, o algunos antiangiogénicos que pueden facilitar también la aparición de osteonecrosis. Más recientemente están apareciendo casos esporádicos asociados a otros grupos de medicamentos sobre los que todavía no hay mucha evidencia, pero que parece probable que también puedan facilitar la aparición de este efecto secundario. Conocer, por tanto, la lista de todos los fármacos sospechosos cuando vamos a manejar un paciente es importante. Es verdad que sobre algunos falta todavía evidencia de que sean capaces de generar este efecto secundario, pero mientras sean sospechosos es mejor manejar a todos los pacientes con cierta precaución.

P. ¿Hay algún otro tema que también despierte interés en el curso?

R. El tema de las interacciones de los fármacos puede ser otro tema muy importante. Hay interacciones graves que yo creo que casi todo el mundo las maneja perfectamente, las conoce y está al día de ellas. Pero hay otras más pequeñas, que se pueden presentar en el día a día de la consulta, y que a veces pasan más desapercibidas porque no son tan conocidas, y creo que este puede otro de los puntos clave del curso.

El COEC se suma a la exigencia del COMB de la creación de un Observatorio de las Agresiones a Profesionales Sanitarios

El pasado viernes, el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, el Dr. Jaume Padrós, hacía un llamamiento al Parlament de Catalunya para la creación del Observatorio de las Agresiones de Profesionales Sanitarios. Ya en la resolución 590/XI que se aprobó hace dos años en el Parlament se instaba al Govern a crear un registro de violencia física o verbal hacia profesionales sanitarios.

Esta nueva herramienta serviría para poder disponer de datos objetivos que cuantifiquen y permitan entender cuál es la realidad cotidiana tanto de médicos como de profesionales de enfermería o administración que trabajan en el sector de la salud. La petición que ahora el Dr. Jaume Padrós le hace a la consellera Alba Vergés no es nueva, y ya con anterioridad expuso su necesidad a sus antecesores, Boi Ruiz y Toni Comín.

Desde el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña no podemos más que apoyar esta petición. En el contexto actual existe la percepción entre muchos profesionales de una gran indefensión ante delitos menores que han dejado de ser tipificados desde la última reforma del Código Penal de 2016.

Por eso, además de la creación de este Observatorio, también sería necesario, como expone el presidente del COMB, la aprobación de una proposición de ley que cree una regulación sobre los derechos y deberes ciudadanos en la atención sanitaria, algo que ya existe no solo en otros estados, sino en algunas comunidades autónomas de España, como es el caso de Navarra.

Estas dos medidas en conjunto servirían sin duda para ayudar a proteger a los profesionales que se dedican al cuidado de la salud, y una de cuyas preocupaciones principales son precisamente estas agresiones y coacciones recibidas en su entorno laboral. No hay que olvidar que, durante el 2018, la Unidad Integral de Prevención de la Violencia contra el Médico tramitó un total de 81 agresiones a médicos, 55 de ese mismo año y 26 de años anteriores.

Sin duda, una de las labores que los colegios profesionales han de llevar a cabo es velar por la seguridad y el bienestar de sus colegiados. Por este motivo desde el COEC no podemos más que sumarnos a la petición realizada desde el COMB tanto para la puesta en marcha del Observatorio como para la creación de una regulación sobre los derechos y deberes de los ciudadanos que tipifique los comportamientos que el Código Penal no contempla pero que atentan contra la dignidad o contra el uso de los recursos tanto físicos como humanos del sistema sanitario.

“Tu dentista te puede salvar la vida”, una campaña del COEC para promover la detección precoz del cáncer oral

Cada año en España se diagnostican 7.000 nuevos casos de cáncer oral y aproximadamente 1.500 personas mueren a causa de esta enfermedad, por lo que supera los accidentes de tráfico como causa de muerte. Por eso es importante trabajar en la sensibilización de este tipo de tumor. Así se entiende desde el COEC, y por ello se ha querido reforzar la campaña que ya se inició el año pasado.

El 12 de junio, con motivo del Día Europeo Contra el Cáncer Oral, el COEC puso en marcha una campaña con el lema ‘Tu dentista te puede salvar la vida’. A través de esta iniciativa se quiso informar a la población general de la importancia de acudir al odontólogo al menos una vez al año. “Tenemos que trasladar a la población la idea de que los odontólogos somos unos agentes de salud clave. No hay que ir solo cuando tenemos un problema. Una visita al dentista puede ayudar a identificar no solo una caries, sino también otras enfermedades, como la diabetes o el mismo cáncer oral”, explicó el Dr. Antoni Gómez, presidente del COEC.

 

 

Retraso en el diagnóstico

El cáncer oral no es una de las enfermedades más prevalentes, pero sí tiene un gran impacto. En Cataluña supone entre un 3 y un 5% de todos los cánceres que se detectan, pero hasta el 85% lo hacen de forma tardía, lo que incide directamente en el pronóstico de la enfermedad. Hasta 1 de cada 4 personas diagnosticadas de este cáncer acabará muriendo a causa de esta enfermedad. En 2016 esto supuso casi 400 muertos en Cataluña. La Sociedad Española de Cirugía Bucal (SECIB) considera que hasta un 90% de los cánceres orales y orofaríngeos podrían tener cura si son detectados de forma precoz, de ahí la importancia de incidir en este aspecto de cara a la población general.

Este retraso en el diagnóstico es fácilmente solucionable. Una visita al odontólogo puede servir para detectar a través de una simple inspección lesiones que puedan hacer sospechar de un cáncer oral. Una biopsia posterior ayudará a confirmarlo. A partir de los 40 años es importante hacer una autoexploración cada 6 meses, que en ningún caso debe sustituir la visita al dentista. Si la persona detecta una pequeña herida, úlcera, bulto o placa roja y/o blanca que no mejora en dos semanas, lo más adecuado es ir al dentista para que lo valore.

Los principales factores de riesgo que influyen en el desarrollo del cáncer oral son el tabaco y el alcohol, y también algunos virus, como el del papiloma humano (VPH) en algunas de sus cepas. “Adherirse a las campañas de vacunación es importante, y desde el COEC queremos destacarlo”, comenta el Dr. Gómez, que también insiste en la importancia de conocer otros factores de riesgo para poderlos evitar: “El consumo de alcohol y tabaco, una mala higiene dental o una prótesis mal ajustada que roce la mucosa oral son algunos de los factores que pueden incrementar el riesgo de padecer un cáncer oral. Por eso es importante una buena higiene oral además de una dieta sana y equilibrada, así como tratar adecuadamente las lesiones bucales”. Por todo ello, la visita al dentista al menos una vez al año resulta fundamental.

#ContraElCáncerOral

Para ayudar en esta campaña se instalaron estands en cada una de las capitales catalanas donde, además de repartir información sobre el cáncer oral, también se entregaron más de 9.000 lazos lilas con puntos blancos, el símbolo contra esta enfermedad.

Previamente, se hizo llegar a todos los colegiados información sobre la campaña, así como el lazo, y se animó a todo el colectivo a participar y trasladar a la sociedad la importancia de la prevención y la detección precoz de esta enfermedad.

Asimismo, a través de las redes sociales se invitó a todo el mundo a compartir fotografías con el lazo y el hashtag #ContraElCáncerOral. De este modo, tanto dentistas como políticos, periodistas y otras personalidades públicas, así como todos los ciudadanos que se quisieron sumar, compartieron su preocupación por esta enfermedad y ayudaron a hacerla un poco más visible.

 

 

Confirmada la fecha del 13 de julio para la presentación del PIC en el COEC

  • El periodo de votación sigue abierto y es posible cambiar el sentido del voto en cualquier momento antes del cierre definitivo

  • Durante la jornada del próximo 13 de julio, en las instalaciones del COEC se podrán ver y probar los seis modelos de escáner intraoral a valorar en la votación final

El Plan de Innovación del COEC (PIC) sigue avanzando. Ya está en marcha la segunda de las fases, en la que se lleva a cabo la votación de las ofertas y se hará una demostración en el COEC de todos los escáneres intraorales seleccionados por los colegiados que han participado en esta primera iniciativa. A través de la plataforma PIC es posible ver estas interesantes ofertas.

El próximo sábado 13 de julio, entre las 10.00 y las 11.30 h, se hará la presentación de los productos por parte de los fabricantes, y tras un descanso, a las 12.00 h empezará la demostración, que concluirá a las 14.00 h. Todo ello tendrá lugar en la sede del COEC, en Travessera de Gràcia, 93-95.

Para participar es necesario registrar la asistencia clicando en el botón ASISTIRÉ de la plataforma PIC. Además, se puede consultar cualquier duda en el chat de la propia plataforma, así como abrir debate con otros compañeros.

Mientras llega el día, se puede votar por el modelo que más se ajusta a las necesidades de cada colegiado. Si tras la demostración del 13 de julio alguno de los interesados quiere cambiar su voto será posible hacerlo. Se contará con una semana de reflexión antes de cerrar definitivamente esta fase.

Mediante este programa, el COEC quiere facilitar el acceso de los profesionales a la tecnología de vanguardia. En esta primera edición se ha conseguido que hasta 280 colegiados se inscribieran. Todo un éxito. Para próximas ediciones se espera superar esta cifra y hacer todavía mucho más participativo el proceso completo, desde la selección inicial de las necesidades a cubrir hasta la adquisición del producto final.

La justicia paraliza la iniciativa del “dentista municipal” de Barcelona

  • La magistrada estima la petición del COEC y suspende los acuerdos del Ayuntamiento de Barcelona ante la posible falta de competencia

  • El consistorio tiene ahora la opción de interponer recurso de apelación contra esta decisión

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 7 de Barcelona ha adoptado como medida cautelar la suspensión del acuerdo del Pleno del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona, de 29 de marzo de 2019, dirigido al desarrollo del proyecto consistente en la prestación de servicios odontológicos por medio de la empresa pública Barcelona Serveis Municipals S.A., tal y como había solicitado el COEC, en lo que supone una etapa más del conflicto entre ambas instituciones.

Cuando el Ayuntamiento de Barcelona anunció su intención de crear un servicio municipal odontológico, desde el COEC se enfrentaron desde el principio a esta iniciativa. Y lo hicieron basándose en la concatenación de irregularidades que este proceso acumulaba, considerándolo además una medida oportunista y populista que desconocía por completo la realidad legislativa en nuestro país y que suponía una infracción total y absoluta del procedimiento administrativo.

“El COEC defiende que la odontología ha de tener una mejor financiación pública, pero esto se tiene que hacer a través de los cauces adecuados que garanticen una adecuada prestación de los servicios. Y esto es competencia de la Generalitat, que es quien debe poner los medios económicos y humanos precisos para ampliar la cartera de servicios odontológicos públicos”, señaló el Dr. Antoni Gómez, presidente del COEC.

Entre otras cosas, desde el COEC se opusieron a esta creación del “dentista municipal” porque el Ayuntamiento de Barcelona carece de competencia para ofrecer este tipo de servicios, y además, la utilización de la empresa pública municipal Barcelona de Serveis Municipals, S.A. (BSM), a través de la cual pretendían ejercer esta actividad, suponía un fraude de ley debido a la inexistencia de la forma jurídica correspondiente para prestar los servicios odontológicos en régimen de libre competencia.

Así mismo, este “dentista municipal” suponía la creación de una cartera de servicios odontológicos que ya están incluidos en el sistema sanitario público, produciéndose de esta forma una duplicidad de los servicios prestados. El proyecto que el Ayuntamiento de Barcelona plantea tiene un teórico objetivo de dar servicio a la población en riesgo de exclusión social. Pero con los precios propuestos, tampoco podrán acceder a los servicios, pues las tarifas establecidas no tienen un carácter social ni son más económicas que las de otras clínicas existentes. No son precios más económicos, sino precios de mercado”, añadió el Dr. Antoni Gómez.

Además, se vulneraba el carácter universal de la sanidad, consolidando una desigualdad entre los diferentes municipios de Cataluña respecto a los servicios que se prestan. La falta de competencias municipales en este sentido, así como la inexistencia de un informe vinculante necesario de la Generalitat, se sumaban a las infracciones cometidas en el procedimiento administrativo.

Todo esto fue lo que motivó al COEC a presentar toda una serie de alegaciones una vez que se abrió el trámite de información pública. El 29 de marzo, sin embargo, y tras desestimar todas las alegaciones presentadas, el Ayuntamiento de Barcelona tomaba el acuerdo de crear el “dentista municipal”. Esta decisión fue la que acabó obligando al COEC a presentar un recurso contencioso-administrativo y la solicitud de suspender de forma cautelar el acuerdo, considerando el perjuicio que causaría a futuros pacientes que en sentencia se declarara ilegal la creación de este nuevo servicio. Una solicitud que ahora el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 7 de Barcelona ha estimado oportuno.

En todo este proceso, el COEC se ha visto respaldado en todo momento al 100% por el Consejo General de Dentistas, a través de su presidente, el Dr. Óscar Castro, que consideró que la iniciativa de Barcelona no era verdadera solidaridad, puesto que los pacientes tendrían que pagar por los tratamientos, y que ahora, tras esta medida cautelar, se muestra satisfecho, al igual que el Dr. Antoni Gómez.

“Estamos satisfechos de que se haya tenido en cuenta esta petición. Pero todavía no ha acabado y hemos de esperar ahora la resolución del recurso presentado, que confiamos también nos de la razón”, explicó el Dr. Antoni Gómez, quien además señaló como el COEC colabora con los sectores más desfavorecidos de la sociedad para mejorar su salud bucodental, cuando el sistema público no les puede dar cobertura. “Solo hay que recordar la iniciativa y mantenimiento de la Clínica Odontológica Solidaria del COEC, donde las personas con peor situación económica son atendidas y tratadas por dentistas voluntarios de forma gratuita. Poner en marcha una clínica municipal gestionada por una empresa ajena al sector odontológico con el reclamo de ser un servicio social para los más necesitados es un auténtico despropósito, finalizó.