[Nota actualización] Amalgamas de mercurio

Tal como los colegiados ya son conocedores, desde el 1 de enero del presente año es aplicable en todos los Estados miembros de la UE el nuevo Reglamento Europeo sobre el Mercurio.

Una de las cuestiones que más dudas ha suscitado entre los colegiados, al no estar expresamente indicado en este Reglamento, es la relativa a la obligatoriedad que todas la clínicas dentales tengan que tener decantadores de amalgama o bien solo aquellas que utilicen este material en sus tratamientos; por otro lado, en el caso de que se lleven a cabo estos tratamientos, hay que definir si todas las butacas dentales de las clínicas tendrán que contar con este sistema de recogida, o sería suficiente con que lo tuviera solo alguna de ellas.

Con este motivo, se ha remitido escrito al Secretario General de Sanidad solicitando aclaración a estas cuestiones, y solicitando información respecto de si se ha establecido por parte del Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Sanidad de las CCAA el Plan de actuación previsto en el Reglamento.

El Ministerio ha indicado lo siguiente:

  1. Únicamente en el caso de que las clínicas dentales realicen actividades con amalgamas, tendrán que tener obligatoriamente separadores de este material.

Esta obligatoriedad se refiere tanto a la utilización de amalgamas como a la retirada de empastes o extracción de piezas dentales que contengan este material.

  1. No es necesario que todas las butacas dentales de una clínica dental dispongan de separadores. Solo deberán tenerlos donde se realicen las actividades con amalgamas dentales indicadas anteriormente, y en las condiciones establecidas en el art. 10.4 del Reglamento, que establece:

Art. 10. Amalgama dental

  1. A partir del 1 de enero de 2019, los operadores de los gabinetes dentales que utilicen amalgama dental o que retiren empastes de amalgama dental o extraigan dientes que contengan dichas amalgamas garantizarán que sus gabinetes cuentan con separadores de amalgama para retener y recoger las partículas de amalgama, incluidas las contenidas en el agua usada. 
    Dichos operadores velarán porque:
    a) los separadores de amalgama puestos en servicio a partir del 1 de enero de 2018 garanticen un nivel de retención de, como mínimo, el 95 % de las partículas de amalgama;
    b) a partir del 1 de enero de 2021, todos los separadores de amalgama en uso garanticen el nivel de retención especificado en la letra a).

Los separadores de amalgama se mantendrán de acuerdo con las instrucciones del fabricante para garantizar el nivel más elevado posible de retención.

  1. Sobre el Plan de actuación previsto en el Reglamento, a fecha de hoy todavía se está elaborando.

 

Encontraréis todos los detalles sobre los Cambios regulatorios en el uso de la amalgama en la UE en este enlace: http://www.coec.cat/es/noticies/amalgama-dental

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn